Esas bellezas que duelen


Hay un tipo de belleza que hasta duele mirarla. No sabes muy bien por qué, pero no puedes apartar la vista al tiempo que se te encogen las entrañas. Sufres. Quizá porque sabes que nunca verás algo así de cerca. Quizá es que lamentas que tanta belleza tenga que acabar, un día u otro, esperando flores baratas en una lápida llena de moho.

Marilyn luce una cicatriz por una operación de vesícula. Y, con marca y todo, ¿no te duele de lo guapa que es? ¿No te sobrecoge su mirada? ¿No te resulta tan perfecta que hasta te dan ganas de llorar su ausencia?

Aún te diré una cosa más. Pocos días después de que Bert Stern tomara esta fotografía, suicidarían a Norma Jean. Y, sin embargo, aun en el umbral de su muerte, me parece que nunca un fotógrafo había capturado tanta belleza. Al menos, no una de esas bellezas que hasta duele mirarlas.

Comentarios

Eluryan ha dicho que…
Quizá su inseguridad patológica heredada de su desequilibrada madre, de los abusos de la infancia o de la poca suerte con sus parejas, hicieron de este icono el simbolo sexual que fue, es y será, pero nunca podremos olvidar sus ojos de gacela herida en The Misfits, con otras grandes estrellas de la pantalla. Tremenda fuerza de la naturaleza, echada a perder por el Sistema, como bien decía ella, le diremos "hasta la vista"
Jim Garry ha dicho que…
Gran foto. Pobre Marilyn siempre tan vulnerable. Incluso cuando parecía contenta su rostro te mostraba lo frágil que era.

Saludos.
Nur ha dicho que…
la sociedad de tradición judeo cristiana en la que vivimos no perdona la belleza en toda su extensión. es "pecado", es mujer, es música.
saludos
Anónimo ha dicho que…
¡Hey!
Felicitaciones por el blog. Dan ganas de seguir leyéndolo. Un abrazo.

Wordup!
Jorge M. Quintas ha dicho que…
Sus dulces rasgos hacen que no te fijes en la cicatriz. Su mirada embelesa. Aunque yo sinceramente me quedo con la inigualable Audrey Hepburn y su desayuno con diamantes...

Saludos,

Jorge
Anónimo ha dicho que…
Ante una cosa asi no se puede hacer mas que quedarse callado y observando, es simplemente preciosa...

Que buen blog por cierto, volvere regularmente

Entradas populares de este blog

Un poema

Stardust

El hombre que se inventó el jazz