Hoy es una fotografía en escala de grises


Porque la semana pasada estuve escuchando en bucle el Jazz at Massey Hall.
(Qué grande es este disco. Creo que fue Nick Hornby quién dijo aquello de que el jazz era esa música en la que los músicos disfrutan más que quienes les escuchan. Éste disco convierte aquella frase en un axioma. Derrocha tanto buen rollo. Además tiene una versión del All Things You Are que te cae al cuerpo como una cerveza fresquita en medio del desierto.)

Porque la calle 52 se queda un poco más sola.
Porque a una le daba una tranquilidad en el alma que siguieran pululando por el mundo genios con mayúscula.
Porque se nos van yendo todos los grandes y a lo mejor tenía razón aquel amigo que apuntaba la muerte del jazz como lenguaje artístico.

Porque una no sabe cómo se le guarda luto a alguien a quien nunca has olido pero al que has escuchado más veces y de forma más profunda que a la mayoría de la gente que conoces. Has saboreado sus manos en días lluviosos y soleados, en soledad y en compañía, jugando al poker y cocinando, feliz y triste, ninfómana y casta, desnuda y en pijama, fumando y comiendo, enamorada y misántropa, con ron y con café...

Porque tengo un vinilo suyo tremendo que me compré en un mercadillo por cuatro perras mal contadas.
Porque alguien pensó en mí, me regaló su tiempo y me escaneó un obituario suyo para mandármelo al correo electrónico. (Gracias, Javier)
Porque siempre me pregunto qué pasará con el instrumento del músico que se va.
Porque en estas situaciones nunca se sabe qué decir.
Porque, con la muerte de Max Roach, la vida hoy me parece un poco más dura y un poco más macabra.

5 comentarios:

J. Javier Fraiz dijo...

esta página es una guía imprescindible si te gusta el jazz o simplemente enterarse de algo sin conocimiento de causa. Impresionan la idea que tiene de jazz el autor.

El tropiecista... dijo...

Muchas gracias por tu comentario en mi blog; suelo dudar con cada palabra que cuelgo en la red, por lo que no sabes hasta que punto halaga que me eche de menos quien sólo me conoce por lo que escribo :)...

"15 de Mayo de 1953. Rocky Marciano pelea por el título mundial de los pesados mientras Charlie Parker sube al escenario del Massey Hall con un saxofón de plástico. Había empeñado el suyo a cambio de un viaje de heroína.
Todavía hoy no existe metal, ni partitura, ni historia desapasionada que se explique qué ocurrió allí aquella noche"

...Porque un día empecé con esta leyenda -¿? :)- la crítica del libro "La Arquitectrura Moderna, una historia desapasionada"; un siglo después de rellenar la primera matrícula en la Escuela de Arquitectura, redacté esta declaración con principios y con banda sonora.

Larga vida, Max...

josé miguel dijo...

Por qué me tengo que enterar por ti de la muerte de esta gente tan grande (igual que pasó con el gran Jackie Mac) Te diré por qué. Porque este país, aún en el mes de la falta de noticias, es una mierda.

RIP, Maxwell Roach.

king chango dijo...

Wuauu!! muy buen blog. Muy buenos contenidos y bonito diseño. Enhorabuena, te seguire la pista.

Olvido A. dijo...

J. Javier Fraiz: gracias y bienvenido. Nick Hornby es un tipo estupendo. No pretente engañar a nadie. Y ya es más de lo que se puede decir de muchos otros literatos.

Tropiecista: a mí me encanta tu "leyenda". No busques explicaciones. Simplemente, sigue escribiendo. Nos gusta leerte. Un beso fuerte.

José Miguel: siento haber sido yo quien te diera la triste noticia... Un beso de los que son sólo nuestros

King Chango: Muchísimas gracias. Esta es tu casa. Pasa sin llamar.