Un post de Carnavales ( y es que estamos en febrero)


Yo siempre digo que lo mejor de Andalucía es Cádiz (aunque sea tirar piedras sobre mi propio tejado con olor a alpechín) Pero es verdad.

Soy una enamorada (cada día más) de la tierra en la que me parieron. Me gustan los montaítos de pringá que ponen en algunos bares de Sevilla. Cuando estoy en pleno atasco de la M30, cierro los ojos y sueño con estar en la playa malagueña del Rincón de la Victoria. En Huelva, en sus calles que huelen a salado, me dejé unos besos y compré unos libros en un puestito callejero. En Córdoba, conseguí hacer migas, aunque suene a utopía, con un taxista (pero es que los taxistas de mi sur tienen un carácter de parranda y buen rollo que no tienen los de ningún otro lugar). En Las Negras de Almería descubrí que se puede ir a una playa semidesierta sin tener que lidiar con perroflautas mochileros. En Jaén nací, crecí, leí mis primeros cuentos, escuché las primeras canciones, me di los primeros besos... Y, de tanto en cuando, vuelvo para buscar a la Olvido que fui un día. Pero Cádiz es, sin duda, lo mejor de Andalucía. En Cádiz perdí la virginidad, en las playas de Chiclana pasé los mejores días de la infancia, en Cádiz paseé queriendo beberme todo el aire... Me han pasado demasiadas cosas hermosas en esa parte de Andalucía, tantas que sería imposible no quererla.

La gente de esta parte del sur es "buena gente", y no se me ocurre otro modo mejor de definirlos. Porque podría decir que tienen un sentido del humor para afrontarlo todo que asusta. Podría decir que tienen un salero y un age que echa pa trás. Podría decir que el camarero te piropea y te llama quilla. O que el policía se deja engañar y te quita la multa. Y es que, Cádiz, como decía la coplita, es la Habana con más "salero".


Ahora están celebrando sus Carnavales. Yo no sé si los que no han comido patatas alioli ni pescaíto frito en las playas gaditanas pueden entender que nos emocionemos con tanta guasa y, al mismo tiempo, se nos ponga una lagrimita en la garganta con letras como ésta: "Tú no me llores / si está tu pelo blanco / si el tiempo ya pasó. / Hace cincuenta años / y aún sigo pensando / cómo te quiero" (Comparsa La Ventolera, de MartínezAres, claro)

Yo nunca he estado allí, pero los veía en Canal Sur cuando vivía entre olivos y pubertad. Ahora, en este Madrid en obras, los veo en el "Canal Sur" del cable, que es una especie de "premio de consolación" para calmar la sed patria que te entra algunas noches de morriña y soledad. Nunca he ido al Teatro Falla, no he visto en directo a las Comparsas ni a las Chirigotas, pero posiciono a las Comparsas de Martínez Ares en un lugar privilegiado de mi patrimonio cultural. Y es que, a Martínez Ares, se le echa de menos desde que decidió dejar los disfraces para dedicarse a vivir de la música. Hace años, demasiados, me temo, escribía ("y además el chirigotero / es un tío con salero / no se lo monta de artista / por cantar cinco o seis letras / Ella es la reina y a joderse compañeros / que el más tonto en Febrero / da lecciones de poeta" (Los Piratas). Y es que una le prefería detrás de las Comparsas que detrás del producto de marketing para las masas.

Martínez Ares es del barrio de Santa María, que es a Cádiz lo que Triana a Sevilla o Chamberí a Madrid. El barrio bonito, con arte, con ese sello de autenticidad que no tienen las ciudades dormitorio o los barrios nuevos.

Otra vez me ha salido un post sin jazz. Pero es que a mí me gusta el jazz porque me mete en una montaña rusa sentimental y me lleva a la luna o me sume en la desolación. Y es lo que tiene Andalucía. Y es también lo que tienen los Carnavales de Cádiz. Y, por si esto fuera poco, un lector de este blog me ha mandado hoy saludos desde esta tierra tan maravillosa y, después de morirme de envidia, he pensado "pisha, va por ti". Y es que, como cantaban en la Comparsa de Los Miserables, "¡Ay, leré, leré! / ya está aquí Febrero / qué voy a hacer. / ¡Ay, leré, leré! / Cai me está llamando / niña otra vez."

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues muchísimas gracias, Olvido?.

Todo un honor.

Elogio del Sur.

Pues sí, a veces te das cuenta que cosas en principio tan imperceptibles cuando estás aqui como el sol nuestro de cada día, o el sonido imperceptible del oleaje, o una sonrisa inesperada... pues alegran también la vida... y no las valoras hasta que te vas fuera, así de tontos somos los humanos...

Y conste que creo que uno es feliz donde puede, y no donde quiere.

Carnavales!!!

Y yo melancólico hablando del oleaje!!!

Pues veniros cuando podais, más aún si no lo conoceis. Invitados estais (y estás).

Es la fiesta de la calle, de la cervecita, de los Coros en la Plaza de abastos, de la búsqueda de romanceros por las calles de Santa María, de la cervecita (otra más), de la alegría, de las coplas por la Viña al atardecer...

Así que todo el mundo para la Viña!!!

Gracias otra vez.

Saludos desde Cádiz.

Mandy dijo...

Pues si,Olvido estoy contigo de acuerdo en todo.Sera porque tambien estoy inmersa en las puñeteras obras de la joia M30 o porque mis origenes tambien son gaditanos....
Una espontanea

Mandy dijo...

En cualquier caso gracias por este inciso...y vivan los carnavales!!!

Olvido A. dijo...

Gracias Mandy... Y esta noche la Gran Final de Agrupaciones... Tremenda!!!