Azul y jazz



Kind of Blue; Rhapsody in Blue; Black and Blue; Blue Train; el sello Blue Note...
Azul.
Azul y jazz.
El azul es el color de la melancolía. La melancolía de los esclavos negros que, mucho antes de que naciera el jazz, ya tenían sus "blue devils". Los demonios azules servían para señalar el estado de melancolía de los esclavos negros.
Los músicos de blues nos hablan de las "blue notes", unas notas que llegan a ser casi una desfinación y que provocaban un cierto desasosiego en los dueños de las plantaciones. Las "blue notes" pasaron al jazz y, en ciertas piezas, una se apodera de la melancolía del músico, del desasosiego del dueño de la plantación.
Azul.
Azul y jazz.
El jazz es una ruta alternativa para escapar del sufrimiento.
El jazz como canción para huir del desamor, del racismo, de la soledad...
El azul melancólico. El azul frío. El azul elegante.
El azul arrogante de Miles Davis al tocar de espaldas al público.
Azul.
Blue.
Kind of blue.
¿Por qué es tan importante ese disco en la historia del jazz? – me preguntó un amigo una vez.
Más allá de ser la constatación del Cool Jazz. Más allá de ser el disco más vendido en la historia del jazz. Más allá de que, por primera vez, aparecieran todos los nombres de los músicos en la portada. Más allá de todo esto, expresa a la perfección el tipo de azul que hay dentro del jazz. Una escucha el disco y pasa por todos los estados de ánimo que han rodeado al maravilloso mundo del jazz. Y es que, el jazz, es mucho más que un tipo de música, es mucho más que un tipo de azul. Se tiene, o no se tiene. Al final de todo, se trata de eso, de tener o no tener "blue", de tener o no tener "jazz".

2 comentarios:

Erradizo dijo...

Me estas quitando el gustazo de decirte que te echo de menos, pero me alegra verte de nuevo a tope.

Besos

Olvido A. dijo...

No te creas, son las vacaciones y el aburrimiento. En breve vuelvo a desaparecer, aunque sólo sea para sentir el gustazo de que me eches de menos.
Tenemos parrandas jazzísticas pendientes.
Y sigo esperando que me cuentes sobre tu blog.
Un abrazo