Una gran cita


Ya tengo las entradas. De acuerdo, no es jazz. Pero aquí estamos para hablar de la Música con mayúsculas (ésa que nos hace levantarnos cada día de la cama, ésa que nos dibuja una sonrisa en las caderas, ésa que nos hace seguir en el camino).

Al fin y al cabo, tampoco es jazz muchas de las maravillas que me han salvado la vida (tantas veces).

Uno de mis dioses (me/nos) dijo una vez que tienen uno de los shows más potentes que ha visto en su vida.

Así que el 5 de junio estaremos coreando...

Cause I'm back
Yes, I'm back
Well, I'm back
Yes, I'm back
Well, I'm back, back
(Well) I'm back in black
Yes, I'm back in black

Shadows

Siempre me gustaron las sombras de manos.

Cuando era pequeña, le pedía a mi abuelo que me hiciera un conejo en la pared, o una gaviota sobre el mar, o un hombre pensativo encima del cabecero de mi cama.

Siempre encuentro un motivo para acordarme de él, de su boina a medio lado, que no intentaba imitar al Che sino a un hombre con poco pelo y demasiadas horas bajo el sol.

Tengo una nueva compañera de trabajo que me ha regalado una preciosidad esta tarde. Y ya sabéis que no me gusta quedarme estas cosas para mí sola...