Correr

A Fernando Vivas, por ser mi ángel de la guarda




Correr. Hacia adelante. Siempre. Aunque a veces duela. Aunque a veces no puedas respirar. Aunque a veces sientas un calor intenso en la coronilla y creas que vas a desmayarte. Correr. Hacia adelante. Siempre. Aunque...

Correr con Charlie Parker o con Lee Morgan. Correr persiguiendo a ese tú mejor que camina apenas unos metros delante de ti. Correr incluso cuando quieres parar y respirar. Seguir corriendo y tomar el aire por una boca jadeante. Correr con ese calor en la coronilla que parece la crónica de un desmayo anunciado. Pero no, cada zancada te hace más fuerte, más gigante, más invencible, más valiente, más corredora. 

Correr 6,41 kilómetros en 45 minutos con Duke Ellington, John Coltrane y la voz femenina del Run Keeper. "Tiempo: cinco minutos. Distancia: cero coma setenta y dos kilómetros. Ritmo promedio: siete minutos cero tres segundos por kilómetro". 

Y tu mejor yo siempre un par de kilómetros por delante. La peor versión de ti te susurra al oído que pares, que respires, que hace frío, que ya has corrido bastante, que vayas a casa, que allí hace calor, que te tomes una onza de chocolate, o dos, y que te des una ducha caliente. Se te cuelga del culo, para que pese, para frenarte. Los muslos te duelen a cada zancada nueva. Pero tu mejor versión aún te saca unos kilómetros de ventaja. Cuesta respirar, pero no pierdes la mirada fija en ese mejor tú. Y, por supuesto, sigues corriendo. 

"Tiempo: diez minutos. Distancia: uno coma cuarenta y dos kilómetros. Ritmo promedio: siete minutos un segundo por kilómetro". Correr y pensar. Organizar las tareas pendientes, planificar, imaginar. Tu voz en off sobre el saxo de Trane. "Podría darle esta forma al blog de mi próximo proyecto de emperdedora. En este país sobran emperdedores que se llaman a sí mismos emprendedores. Me gustaría una web a tres columnas, pero no las quiero con aspecto viejuno".

"Tiempo: veinte minutos. Distancia: dos coma ochenta y tres kilómetros. Ritmo promedio: seis minutos cincuenta y nueve segundos por kilómetro". El piano de Duke empieza a confundirse con la respiración y tu peor yo ha dejado de susurrarte al oído. Corres y piensas. Corres e imaginas. Corres y no eres del todo consciente de estar corriendo. 

"Tiempo: treinta minutos". Tengo que preguntarle a Fernando/@Runando, mi ángel de la guarda y mi entrenador, si es mejor correr el jueves o el viernes. El domingo es mi primera carrera. ¿Podré? ¿Y si me canso? ¿Y si justo ese día me duelen los muslos o los gemelos o las rodillas? "Tiempo: cuarenta minutos". Para la clase de la semana que viene podría planificar una actividad interesante por parejas, que cada estudiante desarrolle un nivel del comentario filológico. "Tiempo: cuarenta y cinco minutos. Fin de la sesión de entrenamiento. Siguiente intervalo: cinco minutos lento". Sonreír. Que te lo has creído. Ojalá estuvieras aquí ahora. Verás qué fuerte que soy, te vas a sentir orgulloso, ángel de la guarda. Y en ese momento, correr todo lo deprisa que puedes, hasta quedarte sin aliento, hasta sentir dolor en el abdomen. Treinta segundos, cuarenta, cincuenta, tal vez un minuto. Parar. Respirar. Reír. Otro día más de vencer al peor yo. De correr hacia adelante. De sentirme más fuerte, más gigante, más invencible, más valiente y más corredora. 



12 comentarios:

Gregorio dijo...

¡Qué bueno!
¡Qué alegría me das!, soy lector de tu blog desde hace mucho y también aficionado a correr, por fin alguien que combina gusto por la buena música y por correr.

¿Qué discos llevas de para correr?

Yo, casi siempre, llevo rock: Wilco, ahora la fisherman's box de Waterboys, The Band, Willie Nile, etc..., la verdad, nunca escuché jazz, salvo algo de Medeski, Martin and Wood.

Olvido A. dijo...

¡Hola Gregorio!

Muchas gracias por tu comentario y, sobre todo, por llevar leyendo este blog tanto tiempo.

Cuando empecé a correr lo hice siguiendo un programa de entrenamiento que combinaba andar y correr. Ahí escuchaba mucho rock, soul... Anders Osborne, Janis Joplin, Rolling Stones, Nina Simone, Aretha Franklin, Van Morrison...

Sin embargo, cuando alcancé los famosos 30 minutos seguidos corriendo, sin tener que hacer intervalos de andar, empecé a notar que la música que había escuchado hasta entonces me entorpecía. Era como si estuviera más pendiente de contar el tiempo que llevaba (haciendo un cálculo mental de las canciones que llevaba escuchadas) que de disfrutar de la carrera. Así que empecé con Charlie Parker. Y me funcionó. Conseguía que me evadiera y pensara en mí, en correr, en mil pensamientos... Pero sobre todo que disfrutara. Hasta ahora he escuchado también a Lee Morgan, Miles Davis, John Coltrane, Johnny Hodges... Para seleccionarlos deben ser discos instrumentales y posteriores a los últimos 40 o primeros 50. Vamos, que no me imagino corriendo con grabaciones con soniquete a freidora de Bix Beiderbecke... Lo que hago es sincronizarlo en una lista disponible offline del Spotify. Tienes que tener cuenta Premium, pero vale la pena.

En fin, que a mí esta música me funciona para correr, pero también es verdad que siempre he sido un poco rara :)

Un abrazo y mil gracias por tus palabras,

Olvido

juanjo dijo...

¡Bravo!

Mucho ánimo y suerte para el domingo. Seguro que va todo bien. Sobre todo, disfruta... Y pasa del reloj en la carrera, ése sólo dice cosas malas ;).

Gregorio dijo...

Te hice caso, ya he tengo en mi iPod: Lee Morgan: The Sidewinder y Johnny Griffin: A Bowin' Session con Lee Morgan, Coltrane, Hank Mobley & Art Blakey.

Oye, disculpa las molestias, pero es que en ésto de correr soy autodidacta, ya que tu conoces a alguien especializado, quisiera que consultaras una duda: quiero comprarme unas zapatillas nuevas para correr, me han dicho que busque un número más del que uso, para que sean más cómodas, ¿eso es cierto?

Gracias

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Si aminoro la velocidad y cambio la carrera por el rutinario andar, el pedestre desplazamiento, sin acudir al forzado, te entiendo muy bien, porque yo también he hecho esto que dices (desplazarme, no únicamente pasear, sino andar muy rápido) con Coltrane o con Parker o con Gillespie. No uso a Bill Evans. No es conveniente. Se puede usar esto para escribir: jazz en los pies, o algo así. Ahí estamos.

Emilio Calvo de Mora Villar dijo...

Ah claro, que el domingo salga sincopado, sublimado, convertido en un bebop contundente.

Olvido A. dijo...

Juanjo: mil gracias por los ánimos. Pasaré del reloj. No me importa el tiempo, aún no estoy ahí. Por ahora solo quiero llegar e ir dejando lastre y kilos por el camino :)

Gregorio: te cuento mi experiencia. Cuando yo me compré mis zapatillas, me aconsejaron que, antes de nada, me hiciera un estudio de pisada. No sé si tienes un Decathlon cerca, pero allí te hacen este estudio gratis. Puedes decir que vas a pedir para reyes unas zapatillas y que quieres saber qué pisada tienes para darle más datos, luego puedes disimular viendo los modelos... Yo no hice este estudio porque casualmente había ido a un podólogo a hacerme un estudio unos meses antes. Bueno, mi consejo, con este estudio, sabiendo si tienes pisada neutra, pronadora o supinadora, vete a una tienda donde vendan Asics (para mí son las mejores zapatillas relación calidad precio). Yo me pillé las mías en un Factory, pagando la mitad de su valor, con lo que el triunfo fue ya total. En la misma tienda te dirán lo del número. La cosa es que no apriete, ¿pero grande? Las mías son, como mucho, medio número más grande. Debo tener un 39 y mis zapatillas son 39,5. Pero voy a preguntarte lo del número más y te cuento otra vez.

Emilio: Con Bill Evans todavía no me he atrevido, cierto. Mil gracias por tus deseos para el domingo. Os mantendré informados :)

Gregorio dijo...

¡¡Buena suerte para el Domingo!!
Qué Louis Armstrong te acompañe, o lo que es lo mismo: que la alegría te acompañe

Olvido A. dijo...

Lo conseguí. Hice los 5 kilómetros en 32 minutos y 21 segundos :)

Gregorio dijo...

¡Enhorabuena!

Gregorio dijo...

Estoy buscando una buena biografía y, si es posible que venga con discografía de John Coltrane, es español.
¿Puedes aconsejarme alguna?

Gracias!!

Olvido A. dijo...

Hola Gregorio:

Pues aparte de "A love supreme y John Coltrane", de Ashley Kahn en Alba Editorial (una maravilla), yo me compré hace años esta joyita, que deberías ser capaz de encontrar no muy cara: https://dl.dropboxusercontent.com/u/23512122/IMG_20131229_140848.jpg

Espero que te sirva.

Un abrazo,

Olvido