Treinta

Hace treinta septiembres que vine al mundo.

Mi madre se balanceaba entre el miedo, el dolor y la esperanza.

Mi padre fumaba un cigarro tras otro esperando que, esta vez sí, fuera una niña.

Mi hermano, que aún no había cumplido cinco años, temía que le arrebataran la corona de la casa, aunque también estaba impaciente por conocer a su cómplice y compañero/a.

Su trompeta, sin saber por qué o para quién, entonaba, a esa misma hora, esta canción. Él ni siquiera sabía que, treinta años después, el motivo de su trompeta esa noche, aún seguiría amándole/a y echándole/a de menos.

http://www.youtube.com/watch?v=NdUuFwVG5XQ&feature=youtube_gdata_player

5 comentarios:

Rafa dijo...

Muchísimas felicidades, guapísima. Como dicen los argentinos, "ché, qué bueno que viniste"!

¡Mil besazos de todo tipo, y a disfrutar de tu día! (30, quién los pillara...)

Rafa

josé miguel dijo...

Ay, alma mía. ¿Y encima tienes que poner a Chet?

Puñetera. Felicidades.

Te quiero, ya sabes cómo.

Nalyd dijo...

Felicidades!!! (espero que me dilcupes, por los cuatro días de retraso con que llegan).

Un saúdo e 30 biquiños.

Jose Klein dijo...

Se te echa de menos. Espero que estés maravillosamente bien y llena de proyectos :)

Olvido A. dijo...

Muchas gracias, Jose, por tus palabras. Estoy en fase fin de tesis. Pero prometo volver el día menos pensado.

Un abrazo