Pequeños grandes héroes



"Mi trabajo consiste básicamente en ocultar mi desprecio por los cerdos de dirección y por lo menos una vez al día irme al baño para poder masturbarme mientras sueño con una vida que no se parezca tanto al infierno".

Bien, obviamente no tienes interés en salvarte.

Brad, durante 14 años, he sido una puta de la industria de la publicidad. Sólo podría salvarme ahora poniendo una bomba.

Da igual. La dirección te quiere fuera al final del día.

¿Y qué clase de indemnización piensa la dirección ofrecerme,considerando la información que tengo de que nuestro director editorial paga putas con el dinero de la compañia? Lo que creo interesaría a Hacienda, ya que técnicamente constituye un fraude. Y estoy seguro de que a alguno de nuestros anunciantes y publicaciones rivales les podría gustar saberlo, sin mencionar a la esposa de Craig.

¿Qué quieres?

Un año de salario con beneficios.

Eso no sucederá.

¿Qué dices si añado una pequeña denuncia por acoso sexual?

¿Contra quién?

Contra ti. ¿Puedes probar que no me ofreciste salvar mi empleo si te dejaba mamármela?

Vaya... eres un cabrón retorcido.

No. Sólo soy un tío corriente sin nada que perder.


4 comentarios:

josé miguel dijo...

Revisitación del Jack Lemmon del 59 acorde a la actualidad.

Besos, beauty.

Rafa dijo...

Cariño, estas mentando uno de mis momentos favoritos de una de mis pelis favoritas...

Ay, quién tuviera el valor...

Besos besos besos,

Rafa

Erradizo dijo...

Acabo de brinar por ti después de ver la película (no la había visto)

He brindado por tu buen gusto.

besos

Olvido A, dijo...

José Miguel: ¡Y qué revisitación tan buena! Besos, siempre beauties

Rafa: Toda la película es genial, pero esa escena se me repite en mi inconsciencia desde hace tiempo... ¿Por qué será? Besos, besos, besos, besos.

Erradizo: Me alegro de haberte presentado formalmente a Lester Burnham. Ahora sólo te queda volver, de tanto en cuando, a esta obra. Es de esas cosas que te salvan la vida. Tenemos un lo que sea pendiente, pardiez.