La vida sigue siendo un milagro

Llegas cansada, harta de un día en el que los pies no han conseguido dar con las bolas.

Llegas de recoger unos pantalones tras un día de relojes a cámara lenta, de ansiedades acumuladas en la cucharada de un plato recalentado. La modista ha decidido que ya no eres enana y te deja unas perneras como de medir 1,80. Te miras otra vez de arriba abajo y aún te ves más ridícula y más pequeña con esos bajos de gigante arrastrándose sin dignidad alguna por el parquet rallado.

Llegas frustrada, mirando de reojo la libreta en la que estás anotando los "descubrimientos" (o las mentiras) para el próximo congreso. Los dvds se amontonan encima del televisor, en un desequilibrio violento. Total, aún quedan diez días...

Llegas enfadada, porque los que creías tus amigos se han perdido en la indiferencia y ni siquiera recogerán la invitación para brindar por ti. Husmeas en tu pasado, por aquello de que quizá seas culpable. Buscas, rebuscas... Peor para el sol, que cantara aquel...

Llegas a una casa llena de cajas sin desembalar y de grietas en unos recuerdos que necesitas afilar con una navaja de campamento. Que se mete a las siete en la cuna...

Llegas de lunes, con el fin de semana resaqueando aún en la falta de sueño y en el poso del quinto café del día. Escuché a alguien decir que iba a abrir un bar con el nombre Los Lunes Felices. Te vas a arruinar...

Pero entonces, vuelve a pasar. El mundo siempre se empeña en que, después de todo, aún me queden ganas de gritar: "LA VIDA ES UN MILAGRO".



Gracias, Nalyd.

7 comentarios:

josé miguel dijo...

Te cuento que ya tengo agenciados casi todos los discos de tu Tom.

Por cierto, quedan diez días ¿para qué? Espero que algo bueno (me dejas en ascuas)

Te debo más.

Ana dijo...

Cansada, con ansiedad, frustrada, enfadada, de "lunes".... pero quién demonios se atreve a dejarte en ese estado!!? Dame nombres y apellidos y lo arreglo en un pis-pás, faltaría más!.

Tú! eres el milagro, amor. Uno precioso al que le arrastran los pantalones, si, pero con un movimiento sexy que ya quisieran muchas modelos de piernas largas y anoréxicas ;-)

Yo también espero (como José Miguel) que "la cuenta atrás" sea para algo bueno.

Mientras, un besazo.

PD; irán a recoger las invitaciones, descuida. Como en los exámenes hay quien lo deja todo para el final. (Y por eso hay tanto que suspende, no te sientas culpable de nada!).

Nalyd dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nalyd dijo...

Pues eso... que se te echaba de menos. Un saúdo (con un poco de suerte estaremos bajo el mismo techo, con música de Waits de fondo).

Eluryan dijo...

Es la descripción exacta de un lunes, snif, añadiendo las gotitas sarcásticas perfectas al trabajo de la modistilla lo has cuadrado, pero lo mejor es "el milagro".
Muchos besos, figura

jazz ceuta dijo...

Los bajos del patalón no tendrán dignidad pero tú mucha... y talento. A veces cuando uno hace mudanza las cajas es mejor no desembalarlas nunca y ponerlas donde no las veas.
Ponte al Charlie Parker que más te apetezca, te echas un enérgico baile, llama a tu mejor amigo y explícaselo sin palabras. Y aver que pasa.
Saludos

Anónimo dijo...

¡Ánimo coño, ánimo!La vida es una jodida montaña rusa, pero ya has pagado la entrada así que disfruta de "todo" el viaje... No seas tonta mujer, vive en paz en todo lo que hagas y lo que perturbe déjalo de lado, porque tu mente, tarde o temprano lo hará por ti... aunque seas un tanto neurótica, mereces una vida sin continua melancolía, la melancolía bajo la tenue luz de una lámpara de mesa y un cigarro, mientras escuchas al maestro Bird, te autodestruye, es un círculo vicioso, una droga que te destruye poco a poco, pero no te das cuenta, el problema está en ti y tu inconformismo enfermizo... pero una vida rutinaria sin sobresaltos te matará también, lo quieres todo, quieres mimetizarte en el mundo en el que vives...costumbrista. Qué puedo decirte, no dejes de escribir nunca en este blog o en el que sea, es tu conexión con tu equilibrio... se podría decir que le debes la vida...ciao