King's Blue Christmas



Porque era otra de esas bellezas que duele hasta mirarlas.

Porque acabó de una forma muy injusta y nos dejó demasiado huérfanos a todos los amantes de la música.

Porque los tonticos del complot siguen queriendo verle anfetaminado en una calle de Las Vegas o en una playa mexicana.

Porque Hollywood no le ha hecho justicia y le ha convertido en el estandarte del freakismo.

Porque cantó una de las canciones más bonitas de Navidad que se han escrito jamás.

Porque los amantes del jazz nos quitamos el sombrero ante su rock. Y también lo hacen los amantes del blues, del heavy, del pop... Porque todos los que nos ponemos cachondos con la música tenemos una oración pendiente a su memoria.

Porque digan lo que digan, fue, es y seguirá siendo el Rey.

2 comentarios:

Míster Chesnutt dijo...

Precisamente es el mísmo video que he elegido yo también en mi blog para felicitar las navidades. Sin duda que es mi canción de Navidad favorita. Está inmenso. Y su disco de Navidad del 57 también es inmenso. Saludos.

Eluryan dijo...

Precioso, no lo ha visto PC pero se le saltarían las lágrimas, le encanta de siempre aunque ahora esté con la vena guerrera.
Besazos, artista