Ausencia



Porque no estás pasando por un buen momento.

Porque Gal Costa tiene una voz de miel y caramelo. ¿Te acuerdas de cuando éramos niños y nos traían nubes rosas de golosina? La voz de Costa sabe como aquellas chucherías de la infancia. Igual de dulce, igual de nociva.

Porque el saxofón de Bobby Martínez (lo sé, porque te conozco mejor de lo que crees) te hubiera hecho reír a carcajadas, apretarme la mano y bailar un cha cha cha conmigo y con tu mirada.



Porque no hacía más que buscarte entre las cabezas anónimas del público.

Porque sé que te gusta el latin jazz y que necesitas (esta tarde más que nunca) la bossa.

Porque te echo mucho de menos.

Porque tengo un regalo para ti que es un secreto, una tontería y una sonrisa.

Porque Gal Costa cantó Desafinado y me faltó una nuca cálida a mi lado.

Porque se puso coqueta y sensual y sé que nosotros dos nos hubiéramos reído juntos al tiempo que hubiéramos deseado un encuentro sexual con sus caderas.




Porque espero que todo vaya bien.

Porque tengo tantas cosas que contarte.

Porque sé que te hubiera encantado (y sanado) el concierto de ayer.

Porque no vi tu mirada cómplice entre tantas cabezas anónimas anoche.

3 comentarios:

josé miguel dijo...

Erradizo, Olvido y yo te echamos de menos.

Vuelve con nosotros.

Por favor.

(Envidiaría que alguien me hablara así, leonés)

javier.mz@gmail.com dijo...

Dos entradas para Sonny Rollins.

:)

http://www.concertgebouw.nl/cgb/live/ConcertInfo.jsp?concert_id=16723

Olvido A. dijo...

Sí, Erradizo, vuelve...

Javier: ¿vas a ir a verle? Me muero de envidia...