Jazz en Valladolid


Con la primera visita al Herminios empieza, verdaderamente, el Máster en Valladolid.

Unas cuantas miles de cervezas.

Llegada y conquista del Club de Jazz.

Dos o tres Matusalen con coca cola.

Un collar de plástico a cambio de olvidar la vergüenza emulando el Mardi Grass de La Ciudad.

Una borrachera de escándalo.

Unas notas de Charlie Parker, un disco grabado en algún bar de París, rememoraciones de cine varias, el recuerdo de Josephine Baker (al emular costumbres de Nueva Orleans en medio de un garito vallisoletano)...

Con la primera visita al Herminios, empieza verdaderamente, el Máster de Historia y Estética Cinematográfica en Valladolid.

Esto es vida, coño. Y a ver cómo duermo yo esta noche con el helicóptero en mi cabeza.

2 comentarios:

Eluryan dijo...

Cuando regresemos a Valladolid (esperemos que esta vez no encarguemos otro querubin) visitaremos el Herminios...
Espero que te diviertas con el Máster, parece interesante...

vega dijo...

No sé como he llegado hasta aquí: qué estratégica combinación de clics ha hecho que me encuetre de pronto aquí.
Tampoco sé cuándo fue la primera vez que entré en el Herminios... yo debía tener unos 16 años, creo... hace mucho que no puedo ir y eer esto me ha traído muchos recuerdos!!!
Voy a seguir hurgando!