Ansiedad


Al final, no sé muy bien cómo, me he juntado con dos ejemplares de Ray. A Tribute to the Movie, the Music, and the Man. Se por qué. Siempre he sido una ansiosa sin remedio. Además de una neurótica y muchas cosas más, casi siempre taras de fabricación.

Supongo que la razón de que me guste tanto el cine de Woody Allen es que, lejos de ver a sus personajes cómicamente incomprensibles, me reflejo en ellos con la risa amarga de la autocrítica. A mi amigo Aarón le gusta Bergman porque es tan existencial_pesi_mista como él. Y la razón de que a mi amigo Juanqui le gustan los libros de dragones la sabe él y su futuro psiquiatra.

Pues mi ansiedad, mi neurosis, mi perfeccionismo, juntados a mi Tesina, me han llevado a tener dos copias de esta fabulosa joyita. Así que he pensado que, si alguno de los lectores habituales, quiere una copia, sólo tiene que invitarme a una cerveza.

Salud y buen fin de semana.

2 comentarios:

MeRiAdOx dijo...

Qué injusto!... no tengo ni para tomarme una en la esquina y menos para cruzar el atlántico... pero la invitación es demasiado tentadora...

Tortura gratuita!

josé miguel dijo...

Tomo nota, angel eyes.

Besos con los ojos cerrados.