Not Too Late


Cada vez que escucho a Norah Jones, se me olvida que soy heterosexual. Al igual que cuando suena un solo de Miles, o un requiebro de Camarón, o la voz cabaretera de Waits, o la guitarra de Paco (de Lucía), soy incapaz de no acordarme de la consecuencia sexual de la música. Cuando escucho a Norah se me viene a la cabeza su belleza. Norah Jones tiene esa divinidad enigmática del mestizaje racial (cuando sale bien, quiero decir, que algunas veces el resultado de la mezcla de razas muerde). Norah tiene sangre norteamericana, pero no puede esconder la ascendencia de su padre, Ravi Shankar.

Sin embargo, cuando digo que escucho a Norah Jones y se me olvida que soy heterosexual, quiero decir que el sonido que me llega desde la cadena de música es tremendo. Me refiero en concreto a Not Too Late, su último disco. Se trata de la primera vez en la que ha compuesto todas las canciones y su tercer album en estudio (el año pasado llegaba The Little Willies, grabado en directo en el Blue Note y que emana un ambiente canalla y buen rollo suficiente como para pellizcarte las nalgas). El Not Too Late le ha quedado redondo. Es de esos discos que, cuando acaba, vuelves a darle al "play", como queriendo engañar al tiempo. Le decía hace unos días a un amigo que, sólo por Sinkin' Soon (la número dos) ya merece la pena todo el disco. Y para muestra, un botón.

Así que ahí ando, dándole al "play" una y otra vez, queriendo engañar al paso del tiempo y a la tesina en la que debo de seguir trabajando. Ahora. Cuando acabe el disco.

Puedes escucharla en su página oficial, en la sección Media, pulsando encima del tocadiscos.

9 comentarios:

josé miguel dijo...

No sé qué tiene pero se distancia de sus coetáneas de las listas de los números uno.

Besos en repeat

Carlos V.M. dijo...

joder!!! vaya manera de cantar parece otra y además el tema recuerda a Tom Waits... buf!, va a ver que hacerse con el disco...

Saludos desde un ascensor de cristal!!!

Pd: está pendiente de estreno el debut como actriz de la Jones dirigida ni más ni menos que por el gran Wong Kar Wai, lo que aún no sabemos es si pondrá la banda sonora...pero debería.

LaColeccionista dijo...

esta muy bien tu blog
allthatjazz

Jorge M.Quintas dijo...

Totalmente deacuerdo contigo.

Posar mi cuerpo sobre las suaves sábanas de mi lecho mientras la voz de Norah surca acariciando delicadamente todos los recovecos del silencio, es un placer maravilloso.

Además, cada día mejora un poco y su nuevo disco es genial, lo cual no era fácil debido al listón de calidad impuesto por ella en sus anteriores álbumes.

Saludos y felicidades por el blog

Erradizo dijo...

Tengo este disco bajado desde hace un mes, pero no me he puesto aún con él. A ver quien es el guapo que se queda ahora sin escucharlo.

musus.

Rafa dijo...

Fantástico tu post sobre Norah. Yo soy otro de los que babean cada vez que la escuchan, y cada disco suyo es un regalo.

Otro trabajo, algo más antiguo, más desconocido, y donde ella es protagonista (interpreta todos los temas), es el New York City de Peter Malick Group. Hablo de él en un post de mi blog:

http://bourbonstreet-online.blogspot.com/2007/01/esperando-norah.html

Escuchad el disco y veréis de que hablo. Blues de calidad con la alucinate voz de Norah. Otra joya, vaya...

Nicolás dijo...

La escucho mejor que antes, pero no la siento muy autentica. Ese mix entre Ella y Billie es muy evidente, y si de belleza se trata me quedo con su hermana Anoushka(y como toca Sitar)

franetico dijo...

atrapado por norah. mi primer contacto con norah fue un remedo de esa escena de High Fidelity en la los de la tienda de discos se sonríen de medio lado y dicen "vamos a vender varios cds de Belle and Sebastian" y al pinchar una sola canción toda la clientela empieza a asentir ritmicamente con la cabeza y se acercan al mostrador para preguntar "¿de quién es este disco?". la respuesta del jefe de la tienda de Andorra fue "Pastelito" jones. enganchado como un colegial enamorado.

Anónimo dijo...

Hola, me llamo Ramiro y soy argentino. Opino que este disco es fantastico de principio a fin (incluso por Sinki´n soon, con esa trompeta loca). Uno puede escucharlo una y otra ves, sin miedo a cansarse. Besos (para todos las mujeres heterosexuales),ja