The Amen Corner

James Baldwin


A veces me pongo muy esteta y me dejo engullir por el exquisito placer que provoca la deleitación de la belleza. A veces me pongo muy esteta y muy melómana. Por eso, acumulo en mis estanterías ediciones de libros, discos y películas que harían volverse loco de deseo a cualquier ser humano con la sensibilidad suficiente. Pero es que, a veces, te pones a excavar en esas posesiones hermosas y, de pronto, te encuentras cara a cara con algo que te hace sentir mejor, más humana, más llena, más feliz...

Hace unos meses, me dejé la piel hasta encontrar un número de la descatalogada "La Poesía del Jazz", una edición especial de la siempre fabulosa "Revista Litoral". Y hoy, leyéndola por encima con el cuidado que se pone cuando una tiene la sensación de estar ante una joya artística, me topé con el siguiente texto:


La música. La música. La música es un instante. Pero la vida es larga. En ese momento, si es buena, si realmente te hace vibrar, estás unido a todo, a todo el mundo, a los cielos, a las estrellas y a todas las cosas vivientes. Pero la música no es besar. Besar es una cosa que quieres hacer. Y la música, una cosa que tienes que hacer, si la tienes que hacer. El problema es cuánto tiempo puedes seguir la música si no tienes a nadie a quien besar. Sabes, cariño, la música no sale del aire. Sale del hombre que la toca.
James Baldwin, “The Amen Corner”


Y, bueno, necesitaba compartirlo con vosotros, que sois también ese hallazgo hermoso que me hace sentirme muy esteta.


3 comentarios:

Erradizo dijo...

Me encanta saber que te acuerdas de nosotros cuando encuentras una perla de ese estilo, no sabes lo feliz que me haces con tus pensamientos.
Muchas gracias por seguir especiando mi vida.

Besos

josé miguel dijo...

A mí me gustas esteta o sin estetas.

Besicos

Olvido A. dijo...

Erradizo: gracias a ti, por estar ahí, por importarte las cosas que me conmueven... Sobran las palabras. Besos enormes

José Miguel: de estetas, lo que se dice de estetas, me nutrieron bien ;) Besicos, compañero