Aunque marzo nunca haya sido mi mes preferido...

Hoy me está costando echar el cerrojazo al día.
Pareciera como si no fuera a acabarse nunca. Pareciera también que, con la llegada del mes primaveral, empezara a torcerse el camino. O quizá es sólo que una ya ha aprendido a esperar la llegada de este mes con el chaleco antibalas bien ajustado.

Lo cierto es que marzo nunca ha sido mi preferido. Hay a quien no le sienta bien la llegada del otoño. Ven la primera hoja en el suelo y entran en un estado catatónico_depresivo_estúpido. Luego los hay que se deprimen ante la llegada del otoño, del invierno, de la primavera y del verano. Vamos, que son una pseudodepresión con patas. Yo, lo reconozco, soy de las que marcean muy mal. Me gusta el verano y odio el frío que me congela la rabadilla y me golpea en mi escoliosis heredada. Pero la llegada de la primavera, esos días previos, esas semanas, en las que aún hace un frío del demonio pero las marquesinas vomitan que “ya es primavera en el Corte Inglés”, me sumergen en un estado de dolores de cabeza, mal genio y apatía. No sé si tiene que ver con el Mileniarismo, con los astros o con la luna. O tal vez con nada. Pero el caso es que este marzo llega, como cada año desde que tengo uso de razón, tocando la moral a dos manos.

Así que una, que nunca ha gustado de autocompasiones ni tristezas gratuitas, se busca excusas para enfundar la alegría y la esperanza. Y... Alehop. Aquí está. En breve, “ya es primavera en el Johnny”.


2 comentarios:

Erradizo dijo...

es verdad, es este fin de semana... pues creo que me lo voy a perder y eso que tengo una curiosidad grande por ver a Don Byron y Avishal Cohen, están en algún lugar de mi lista....

besotes

cineconjazz dijo...

Os recomiendo a Avishai Cohen, fue bajista de Chick Corea y ya lleva unos años con sus propios grupos.

Un beso, olvido