Sobre Gary Burton


Leo en Guía del Ocio:

"RICHARD GALLIANO + GARY BURTON + DEE DEE BRIDGEWATER

Tipo: Jazz & Blues
El acordeón en el jazz
Richard Galliano interpreta, compone y dirige una música que parece entrelazar casualmente reminiscencias de swing, ecos de tango, valses de bistro francés, baladas de Bill Evans, improvisaciones de Keith Jarrett e influencias de Charlie Parker y John Coltrane, y todo ello nos hace regresar a la mejor tradición francesa desde Couperin a Debussy y sobre todo Ravel. Su mayor mérito es ante todo la originalidad: sintetiza todas estas experiencias en una nueva música europea hecha de improvisación jazzística y muchos componentes de tradición mediterránea. Su otra habilidad es el manejo del acordeón (o bandoneón), instrumentos que han tenido siempre una difícil vida en el jazz.

Local:
Real
Dirección: Pl. de Oriente, s/n Fecha: 26/03/2006 Fecha Fin: 26/03/2006
Hora: 19.30 h"


Sobra decir que estaré ahí, porque ver un concierto de jazz en el Teatro Real puede ser una experiencia de esas que llenan la vida de sentido. Pero, cuando leo esto, no puedo evitar que me invada una cierta sensación de cabreo. En la descripción del concierto, el redactor de turno ni siquiera ha nombrado a Gary Burton.

El año pasado, en el simulacro de festival de Jazz que organiza la Complutense, pude ver al vibrafonista que hiciera uno de los mejores discos que he escuchado en toda mi puñetera vida: The New Tango, grabado en el Montreux Festival de 1986 junto al maravilloso Astor Piazzolla.

El año pasado, en ese simulacro de festival de Jazz, se me cogió un nudo en el estómago y estuve a punto de llorar de la emoción. Mis manos aplaudían solas. Mis ojos viajaban de un músico a otro con la ilusión recobrada de la infancia. Mis pies se llenaban de arena intentando seguir las improvisaciones de los músicos. Y es que, el año pasado, vi a Gary Burton y me sentí completamente feliz.

Por eso, cuando una lee la ausencia de Burton en la reseña de Guía del Ocio, no puede evitar cabrearse. Y, a pesar de todo, empieza a contar los días que faltan para volver a ver a Burton que, por cierto, tiene su página de excepción en la historia del jazz. Ha tocado con Stan Getz, Stephane Grappelli, John Scofield, Chick Corea y Keith Jarret, entre otros.

Siempre es difícil explicar qué se siente cuando se asiste a un buen concierto. De pronto, el mundo huele bien, la felicidad es una sensación que existe y no una mera utopía, todo encaja a la perfección y tú estás ahí, viéndolo en primera fila.

Así que, si no tenéis nada mejor que hacer, deberíais ir a este concierto. Pinta muy, pero que muy bien.

3 comentarios:

Erradizo dijo...

A Gary Burton lo descubrí hace muy poco. De hecho solo he escuchado el disco Generations y me ha gustado mucho. Así que nada, creo que ya son tres los conciertos que tengo que ir a ver al teatro real....

cineconjazz dijo...

Es que creo, amiga casiopea, que el comentarista de turno ni siquiera sabe quién es Gary Burton. Y el acordeón de Galliano seguro que será una experiencia única. Y si encima les acompaña Dee Dee Bridgewater, ese torrente de voz maravillosa!!

Sí, a mí también me gustaría estar en ese concierto.

Erradizo dijo...

Por cierto, como no se si algún día podré actualizar mi blog os pongo aquí los otros dos conciertos a los que me gustaría ir en el teatro real (y que recomiendo):

Ron Carter, Jacky Terrason, Russell Malone el día 21 de marzo. A Russell Malone apenas lo conozco no puedo decir nada, Jacky Terrason es un pianista que me ha sorprendido y agradado mucho, y Ron Carter no necesita presentación, ha tocado con Bill Evans, Cannonball Adderley, Miles Davis... en fin, impresionante

Luego el 5 de abril está Chano domínguez y Paquito de Rivera, simplemente por esos dos merece la pena ir, pero es que además les acompaña Marc Miralta a la bateria y Mario Rossy al contrabajo, un lujo.

El abono caro son 136 euros, y el barato 20.... esta vez el precio no es excusa.