Nunca me ha gustado la Navidad

La imagen lo dice todo

Nunca me ha gustado la Navidad.
No me gusta tropezarme con bombillas que forman campanas, abetos o renos.
No me gustan las maratones para apadrinar niños del tercer mundo y, con eso, limpiar nuestras conciencias de occidentales.
No me gusta el mazapán.
No me gusta recibir postales navideñas, personalizadas, de un banco en el que ni siquiera estoy segura de haber tenido nunca una cuenta.
No me gusta el bombardeo de anuncios de juguetes.
No me gusta que programen, otro año más, películas como “Un novio por Navidad”.

Nunca me ha gustado la Navidad.
No me gusta que se vendan discos de “jazz for christmas” hechos por gente que, a pesar de todo, respeto profundamente.
No me gusta tener que hacer regalos, con prisas y sin meditarlos, sólo porque es navidad.
No me gusta que tengan que regalarme porque lo dicen las fechas.
No me gusta que la gente me pregunte, al venir a casa, “¿es que no pones el belén?”.
No me gusta toda la solidaridad nauseabunda de la que presume la gente de mi entorno.
No me gusta tener que brindar con cava de Valladolid porque a unos cuantos fascistas descerebrados se les ha ocurrido que hay que hacer boicot a un pueblo que, particularmente, me cae de puta madre.

Nunca me ha gustado la Navidad.
No me fío de las bellísimas presentadoras de televisión que nos hablan de niños ilusionados con la cabalgata de los Reyes Magos.
No estoy de acuerdo con comprar christmas de Médicos Sin Fronteras (si no lo hago el resto del año, ¿por qué darles ahora un donativo? No, señores, no creo en las ONGs)
No me gustan los villancicos, ni flamencos, ni populares, ni jazzísticos, ni rockeros.
No me gusta que mis amigos se gasten el dinero que no tienen en décimos de lotería de navidad.
No me gusta, de paso, el calvo que anuncia la suerte, aunque todas digan que está muy bueno.
Y no me gusta, sobre todo, la mala leche que se me pone de tener que estar, presuntamente, de buen humor estos días.

Nunca me ha gustado la Navidad.
No me gusta Papá Noel, ni los Reyes Magos, ni la puta madre que los parió a todos.
No me gusta la copa de cortesía con compañeros de trabajo que, el mes que viene, ni siquiera me saludarán.
No me gusta que todos sueñen con salvar el mundo invitando a un pobre a cenar en su mesa.
No me gusta tanta hipocresía.
No me gusta tanta desidia.
No. No me gusta la Navidad.

3 comentarios:

MetalMan dijo...

Otra vez llega la navidad, la gente emana felizidad
todos sonrrien sin parar, ¿a quien pretenden engañar?
si todo sigue igual...

Es navidad en Jerusalen, y en navidad matan tambien
Jesusito ya va a nacer,que te pille un palestino ¡cacho cabron! y que te cuelge de un pino.

El gran negocio va a comenzar, los precios por las
nubes estan
todos como locos a comprar, todo sea porque es
navidad y hay que aparentar, ¡anda ya!

Turron, un pavo y champan, eso no nos puede faltar
aunque mañana no haya para comer, todo sea porque es navidad y hay que aparentar.

Los pobres niños son machacados por la television,
por miles de anuncios(de juguetes), en los que el niño solo tiene que apretar un boton, y para nada cuenta su imaginacion.

Por eso y mas ¡me cago en la navidad!
puta navidad ¡me cago en la puta navidad!

Millones de abetos cortaos, por una estupida tradicion,
que luego acabaran tirados, en la basura, en cualquier lado,
luces por toda la ciudad, para intentarla disfrazar,
anuncios de paz y hermandaz, que despues ya de
nada valdran

Me da asco la noche vieja, todos puestos hasta el
gorro,
desahogan su fustracion, hoy todo eta permitido,
le meto mano a esta chica y a este le meto un sopapo,
¡que divertido soy!

Por eso y mas ¡me cago en la navidad!
puta navidad ¡me cago en la puta navidad!

Por eso y muchas cosas mas me cago en la puta navidad!
de verdad que asco me da tanta hipocresia, tanta
falsedad,
venga idiotas a comprar, el consumo es el espiritu de la navidad
¡os vamos a sacar hasta la medula espinal!
¡feliz falsedad ...amiguitos!

(Feliz Falsedad. Sociedad Alcohólica)

Manolo dijo...

A mi tampoco me gusta nada la puta navidad.
Y aún así me he comprado el último de Diana Krall, que es de villancicos con una Big Band....
Y aún así me emborracho muchísimo en navidad, sí, para celebrar, luego al día siguiente me cago doble en la puta mavidad.
Y aún sí me encanta regalar, ser regalado, y regalarme.
Y aún así me encanta tocar en navidad, y al día siguiente, eso, doble.
Cosas...

Nur dijo...

james morrison (si si, el del himno de riego) "This is christmas"