Festival de Jazz por entregas

De esto hace muchos años, tantos que yo ni siquiera había nacido, aunque mi padre ya daba sus primeros pasos con los pañales puestos y mi abuela hacía cola para canjear el arroz que le tocaba con su cartilla de racionamiento. En esta época, en el periódico que compraba el abuelo, venía una novela por entregas. De modo que mi tía iba coleccionando los fascículos y, con el tiempo, adornó su estantería con libros de Julio Verne o Edgar Allan Poe que, en la portadita, anunciaban ser obras por entregas del periódico de antaño.

Al Festival de Jazz de Madrid le pasa lo mismo. Viene por entregas. Yo no sé si la culpa es de los organizadores, del gabinete de prensa o de un ente abstracto que se mece entre la burocracia y la incompetencia. El caso es que no hay manera de tener un festival como el que tienen en San Javier, en Vitoria o en San Sebastián.

Los grandes festivales empiezan a organizar el siguiente cuando aún no ha tocado el último músico. Esto suele pasar en todos los grandes acontecimientos. Cuando, de pequeña, iba a las Fallas de Valencia, veía cómo se pensaban las fallas del próximo año antes de que estuviera ardiendo el ninot de turno. Pero en Madrid, sin embargo, hay una manera especial de hacer las cosas. A Gallardón no le interesa el jazz. Gallardón prefiere excavar toda la ciudad y salir en la foto con Joaquín Sabina, que es el paradigma de la decrepitud del ser humano. Cuando ves o escuchas a Sabina, te cuesta recordar al poeta que fue un día. Sólo ves a un demagogo que se echa un pulso con Ramoncín para ver quién de los dos suelta más picheces por la boca.

De modo que en Madrid, a menos de dos semanas de que arranque el festival, aún no hay festival. Sé que parece que les estoy gastando una broma. La misma broma que creí que me gastaba este ayuntamiento cuando me vi, con mi cochecito, metida en un Gran Turismo Obras en mitad de la M30. Pero les aseguro que la M30 parece un videojuego, igual que les prometo que el Festival de Jazz de Madrid viene por entregas.

Además de lo que ya ha comentado amablemente erradizo en el Comment Del Festival de Jazz de Madrid y otros enfados, he descubierto navegando la parte del festival que se celebrará en el Colegio Mayor San Juan Evangelista.

Viernes 28 de octubre
22 horas
Erik Truffaz & Ladyland Quartet, Francia
Erik Truffaz (trompeta) Manu Codjia (guitarra) Michel Benita (contrabajo) Philippe García (batería) y Mounir Troudi (voz)

Domingo 6 de noviembre
19,30 horas
Jon Hassell and Maarifa Street, EE.UU
Jon Hassell (trompeta) Peter Freeman (bajo) Rick Cox (guitarra) Steve Shehan (percusión)

Viernes 11 de noviembre
22 horas
Concierto especial benéfico a los músicos damnificados de la banda The New Orleans All Stars Jazz Band
Mark Braud (trompeta) Lucien Barbarin (trombón) Tom Fischer (clarinete) Steve Pistorious (piano) Walter Payton (bajo) Rob Espino (tuba) Gerald French (batería) Charmaine Neville (cantante)

Domingo 13 de noviembre
19,30 horas
Bill Frisell Band, EE.UU
Bill Frisell (guitarras acústicas y eléctrica) Jerry Scheinman (violín) Greg Leigz (dobro, mandolina y pedal steal guitar)

Sábado 26 de noviembre
22 horas
David Murray & The Gwo-Ka Masters, EE.UU y Guadalupe
David Murry (saxo tenor y clarinete bajo) Jaribu Shahid (contrabajo) Hamid Drake (batería) Hervé Samb (guitarra) Hugh Ragin (trompeta) Klod Kiavue (congas) y Philippe Makaia (vocal)

Domingo 27 de noviembre
19,30 horas
Uri Caine - Bedrock 3, EE.UU
Uri Caine (piano) Zach Danziger (batería y sonidos adicionales) Tim Lefebvre (bajo)

Precio
15 euros por día.

Teóricamente deberían tener más información en: Colegio Mayor Universitario San Juan Evangelista (pero siguiendo con las cosas que parecen una broma de mal gusto, no lo han actualizado en la web. Sin embargo, venden las entradas en El Corte Inglés)

Como esto va por entregas, me despido hasta la siguiente novelita de periódico.

1 comentario:

Erradizo dijo...

La universidad complutense ha puesto algo de información acerca del ciclo "a musical journey", incluido en el festival de jazz.

Aquí tenéis mas información